Historia de la pintura para coches

foto_historia_pintura-01

Para poder hablar de la historia pintura para coches debemos centrarnos antes en la historia de la pintura. Esta se remonta a un pequeño insecto, llamado tachardia lacca, que en una época estuvo muy extendido en el norte de la India, del cual se extraía su pigmento rojo. Todo empezó con una laca, sin embargo el esmalte tuvo un primer auge en la antigua Chica donde los objetos de culto de bronce se decoraban con incrustaciones de esmalte.  A lo largo de los siglos, en Asia el uso del esmalte con fines decorativos se convirtió en un arte. En el siglo XVII, los esmaltes del Este de Asia llegaron hasta Europa donde tuvieron una gran demanda. Aparecieron dos propiedades que popularizaron la laca entre los artesanos y sus clientes, la denominada habilidad de proteger las superficies y cambiar de color. Como las lacas tienen una maravillosa capacidad para combinarse con pigmentos de color, esto abrió todo un mundo de posibilidades. Gracias a esto, se consiguió que los instrumentos musicales y los muebles tuvieran un acabado mucho más brillante. Por tanto, no es una sorpresa que las lacas empezaran a jugar un importante e innovador papel en los inicios de la era del automóvil.

La historia del automóvil puede considerarse iniciada el 23 de octubre de 1769, con la primera prueba llevaba a cabo por Nicolás José Cugnot sobre un carromato que disponía de un motor de vapor. Desde esa fecha hasta nuestros días, la evolución sufrida por el automóvil ha sido constante, de manera que no se parecen en nada los vehículos actuales, cómodos, rápidos, seguros y silenciosos, a aquellos iniciales que acababan de derivar de los carruajes movidos por tracción animal.

Con la invención del motor de combustión interna de cuatro tiempos por Nikolaus August en 1876, la época del motor de vapor llegó a su fin en los automóviles.

Más tarde, en 1927 apareció la primera carrocería construida completamente con una estructura de acero, aunque con algunos refuerzos de madera, y a partir de los años 30 las grandes compañías de automóviles adoptaron el uso de la chapa de acero para la construcción total del vehículo.

Las carrocerías han evolucionado hacia sistemas mucho más rígidos, pero también más ligeros, debido a los avances en el diseño y forma de las estructuras. Todo esto ha hecho que los vehículos actuales tengan una buena habitabilidad, menores coeficientes aerodinámicos, una rigidez necesaria para tener un buen comportamiento dinámico facilitando la conducción a elevadas velocidades y mayor protección en caso de accidente.

 

Desde los primeros vehículos que se fabricaban a principios del siglo anterior hasta los actuales que se presentan en los salones automotrices, la pintura ha acompañado al desarrollo del automóvil aportando soluciones a la industria.

La pintura automotriz es un trabajo que se realiza en todo el mundo, tanto en fábricas de coches como en talleres de reparación. Desde la creación del automóvil se usaba como forma de decoración y embellecimiento, pero esa no es la función principal, ya que su utilización principal es la prevención de corrosión al metal, es decir, la oxidación.

 

Las pinturas que se utilizaban en los primeros automóviles fueron las mismas que se empleaban en el pintado de los carruajes de tracción animal. Estas eran preparadas con resinas y aceites vegetales y su función era proteger a la madera de la carrocería para evitar su deterioro. El proceso completo de pintado de un automóvil duraba antiguamente unas cuatro semanas, pero con la llegada de la carrocería metálica y el comienzo de la producción en serie se hizo totalmente necesario conseguir procesos de pintado mucho más rápidos. Fue entonces cuando comenzaron a utilizarse otro tipo de pinturas, las nitro celulósicas, aportadas por la industria química y aplicada con pistolas aerográficas. Estas tenían un secado muy rápido aunque no eran demasiado resistentes y con el tiempo se opacaban.

La industria química se centró en superar las dificultades y en 1933 se volvió a dar un gran paso. Se comenzó a utilizar la pintura sintética a base de resinas alquímicas, las cuales lograban un mayor relleno y un acabado mucho más brillante. A principios de los años 60 se comenzó a utilizar otro tipo de resinas, las acrílicas. Y poco tiempo después aparecieron las llamadas pinturas metalizadas. Este nuevo tipo de pintura se hizo muy popular, aunque presentó algunos inconvenientes, como por ejemplo que la superficie quedaba oxidada y se desprendían con el tiempo. Pero como respuesta ante la necesidad de subsanar estos problemas se introdujo el sistema bicapa, el cual consiste en aplicar los pigmentos de aluminio junto con los de color en una primera capa llamada “capa de base color”, y más tarde recubrirlo todo con una capa de barniz transparente.

Actualmente ha habido un cambio a la pintura al agua, la cual significó sustituir las pinturas de base color tradicional por las de base acuosa. Pero los fabricantes están desarrollando ya productos mejorados que muy pronto podrán utilizarse en los procesos de reparación.

 

Las capas de un automóvil

Todos los vehículos están formados por tres capas distintas y por tanto funciones distintas. A continuación vamos a hablar de cada una.

La primera es la pintura anticorrosiva, también llamada pintura base, aparejo o imprimante. Esta ayuda a prevenir el óxido y da un tono mate, la cual ayuda al chapista a encontrar posibles imperfecciones en la superficie para poder corregirlas.

El segundo es pintura de color, este proporciona el color reclamado por el fabricante o por el cliente, dándole un aspecto muy distinto. Actualmente existen dos tipos de tecnología de este tipo de pintura de color: Base solvente, con un secado rápido debido a la rápida evaporación de los materiales solventes que posee y base agua, con un lento secado ya que la evaporación del agua es lenta por ello es necesaria la utilización de hornos o lámparas especiales.

Y el tercero y último es barniz o laca acrílica,  también llamada pintura protectora y que sirve para dar un acabado mucho más brillante y protege la pintura ante las posibles condiciones climáticas como la lluvia, la nieve, etc.

 

Tipos de pintura y mezclas

En el mercado actual se utilizan tres tipos de pinturas:

  • Acrílicas (AC) Estas son de secado rápido y manipulación fácil lo cual proporciona un acabado de semibrillo. El tiempo de secado para poder manipularlo puede tardar entre 30 minutos hasta 1 hora, y el secado completo tarda 1 día.
  • Poliuretano (PU) Estas se secan en presencia de un catalizador. Este tiene un acabado brillante y mate. Su secado puede variar según la cantidad de catalizador agregado. Para manipularlo tarde entre 1 a 2 horas y el secado completo es de 1 a 2 días.
  • Poliéster o también denominada “base”. Tiene un rápido secado que hace que el trabajo sea mucho más fácil. Tiene un acabado opaco. Se necesita usar el barniz para dar brillo. Su tiempo de secado para su manipulación es de 10 a 30 minutos y el secado definitivo tarda unas 12 horas.

coches-01

 

Hoy en día existen una gran gama de colores:

  • Sólidos, llamados también colores de un solo tono.
  • Mate, el cual no está hecho a base de barniz ni de laca.
  • Perlados, los cuales poseen pequeñas partículas de metal lo que proporciona un cambio de tono según la luz.
  • Metalizados, con efecto metálico.
  • Escamas metálicas, que es lo mismo que el perlado, pero con partículas de metal más gruesas y con un cambio de tono mucho más predominante.
  • Tornasol, también conocido como pintura camaleón. Esta cambia de color según el ángulo de visión, forma… y su aplicación necesita un fondo negro mate.

 

Tipos de pistolas

Existen pistolas para pintar aerográficas de diferentes tipos, para el pintado de bases bicapa agua o disolvente, metalizados, mono capas, barnices, etc. Siendo las de gravedad, succión y de presión las versiones más usadas en los talleres para el pintado de coches, motocicletas, cascos, etc.

Las pistolas de gravedad son por excelencia las más demandadas para pintar en los talleres de chapa y pintura de vehículos.

Además en PRIXCOLOR puedes encontrar las pistolas aerográficas Iwata, consideradas como las mejores y más tecnológicas del mercado actualmente.

 

Venta de la pintura

La pintura para coches comenzó siendo únicamente realizada en centros de automoción especializados y por supuesto hecha por personas cualificadas para ello, pero el cambio ha sido tan grande y las cosas van cambiando tanto, que actualmente se puede encontrar la pintura para coches totalmente digitalizada, es decir, que es posible comprar pintura para coches online y por personas particulares. Existen además tiendas online de pintura para coches.

En PRIXCOLOR encontrarás diferentes tipos de pistolas y pinturas para coches entre muchas otras cosas. ¡Entra y encuentra lo que buscas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *